Compartir en:

Aprender de acuerdo con las necesidades e intereses propios

Para que los procesos de aprendizaje sean efectivos, resulta esencial conectarlos con los intereses y aspiraciones de los estudiantes y lograr que el aprendizaje tenga valor para ellos, que sea un fin en sí mismo.

Esto implica ayudarles a comprender los objetivos de aprendizaje y descubrir su utilidad. Adaptar los objetivos curriculares al contexto real de los estudiantes resulta de gran ayuda. Lo podemos lograr mediante la simulación de situaciones cotidianas, el uso de casos de la vida real, así como el empleo de noticias, vídeos y música cercanos a la población estudiantil.

Asimismo, con la mayor frecuencia posible, necesitamos abrir ciertos espacios de libertad para los estudiantes. Por ejemplo, que tengan la oportunidad de elegir entre actividades y dentro de las actividades (Watkins, 2003).

 

 

Necesitamos conocer dónde se encuentran los estudiantes en su progresión de aprendizaje, para poder identificar los retos que les harán avanzar a etapas superiores de desarrollo en términos de conocimientos y destrezas (Griffin y Care, 2012). Esto lo logramos acercándonos a cada estudiante e identificando las dificultades que está experimentando, para determinar cómo ayudarle a superarlas.

 

 

Adaptarse a los distintos niveles que existen en un grupo de estudiantes puede ser todo un desafío. Lo podemos lograr organizando a la clase en parejas o pequeños grupos heterogéneos, y favorecer procesos de mentoría entre estudiantes. En otros momentos, también podemos diseñar retos diferenciados según nivel.

 

 

¿QUIERES APRENDER MÁS?

img03

El programa de formación incluye el conocimiento rara vez más aplicada, pero sin embargo se puede obtener información acerca de dónde comprar Comprar Kamagra.