Sala de prensa

Jóvenes de pocos recursos hallaron en la robótica motivación

 
UNO DE ELLOS ELIGIÓ LA INFORMÁTICA COMO CARRERA
 
FUNDACIÓN OMAR DENGO ESPERA LLEVAR FORMACIÓN AL 100% DE LOS CENTROS EDUCATIVOS
 
Alonso Valverde e Israel Solano conocieron sobre la robótica cuando estaban en el colegio, y gracias  a ella, pudieron incluso definir cuál sería su futuro profesional.
 
Cuando era joven, Valverde le ayudaba a su mamá a vender “mechas” para limpiar pisos, en Santa Gertrudis Norte de Grecia, para poder costear sus estudios. En el 2003 cuando cursaba octavo año en el colegio, que empezó a relacionarse con la robótica.
 
“Cuando yo estaba en el colegio era un estudiante de muy escasos recursos y fue gracias a un curso de la Fundación Omar Dengo, sobre la robótica, que fui relacionándome con el tema de robótica, computación (…) Yo en la casa ni computadora tenía, pero gracias al apoyo pude conocer y ahora estoy cursando mi carrera en informática”, recuerda Valverde.
 
En el caso de Israel, un joven de 18 años con una discapacidad cognitiva, participó en el concurso de robótica inclusiva y asegura que desde entonces, dejó de verla exclusivamente como entretenimiento.
 
“Fue por mi mamá que se averiguó de unos cursos y yo acepté la propuesta. Los cursos trataban de cómo programar y hacer mecanismos para hacer robots y pude participar haciendo robots y me gané una beca ahí mismo para estudiar robótica”, cuenta Israel.
 
Detalla que nunca había estado relacionado con el tema, pero que esto le permitió darse cuenta que la robótica es un tema “muy explorable”.
 
“Aprendí a programar y a hacer complejos o robots (…) Aprendí a cómo estructurar un robot y cómo programar uno. Son cosas que lo llenan de sabiduría a uno”, contó Solano.
 
 
Leda Muñoz, directora Ejecutiva de la Fundación Omar Dengo explicó que historias como estas se han repetido desde hace 29 años.
 
“Los casos que estamos viendo ahora son parte de 2 líneas de programas, que se hacen en los centros educativos del país y que van de la mano con el Ministerio de Educación Pública (MEP)”, dijo Muñoz.
 
De acuerdo con la representante la idea es que los programas de robótica lleguen al 100% de instituciones educativas en el país. En este momento alcanzan a más de 580 mil estudiantes y 2.600 escuelas. Esperan que en los próximos 3 meses ese número aumente.