Sala de prensa

Educadores se capacitan en el uso de tecnología

  • UNED y Fundación Omar Dengo buscan disminuir casos de ciberbullying
  • Participan unos 60 docentes de instituciones públicas y privadas
Conocer cuáles aplicaciones utilizan los alumnos y entender que el uso que se les da no es algo extracurricular ayudará a mejorar el entorno educativo, aseguró Andrea Urbas, especialista de la organización chicos.net. 
                                                             
Aprender a utilizar redes sociales como Snapchat es lo que sugieren a los educadores como una medida para frenar casos de ciberbullying en los centros educativos, y que ese tipo de herramientas se conviertan en aliados del proceso educativo.
 
Por esto, la Fundación Omar Dengo (FOD) junto con la Universidad Estatal a Distancia (UNED) realiza encuentros con unos 60 docentes de escuelas públicas y privadas para disminuir la brecha digital.
 
“Hay una brecha generacional importante por lo que necesitamos docentes preparados para ser ciudadanos digitales. Los estudiantes nacen con el chip puesto; pero sabemos que los educadores mayores de 40 años tienen dificultad con el uso”, aseguró Elena Carrera, de la FOD.
 
“Los centros educativos requieren un remozamiento urgente para adecuarse a las condiciones del entorno que cambia cada vez más rápido y todos confluyen en el aspecto educativo”, añadió María Martha Durán, representante de la UNED y coordinadora de la Comisión Académica de Atención al Matonismo.
 
Para esto se trabaja en encuentros con los docentes. El más reciente se trató de una capacitación con la organización chicos.net, que ofrece cursos gratuitos de formación docente a distancia.
         
"La principal preocupación del docente es que siente que no sabe ni conoce estos espacios. Tienden a pensar que no deben inmiscuirse con lo que pasa en redes porque no sucede dentro de la escuela; pero para los chicos es lo mismo. Son temas que los educadores deben abordar desde perspectiva grupal y trabajar con sus alumnos, aprender de ellos, explicó Andrea Urbas, directora de esa organización.
 
En este encuentro se ofrecieron herramientas teórico-prácticas para que los docentes promuevan el uso seguro de Internet e información sobre las instancias a las que pueden recurrir, en casos de ciberacoso entre estudiantes, phishing (robo de identidades), el grooming (acoso por parte de adultos), el sexting (envío de contenidos eróticos y pornográficos por mensaje de texto), entre otros riesgos.
 
Es decir, cuando el docente comprende cómo funcionan las aplicaciones puede convertirse en orientador y ayudar a sus estudiantes en la toma de decisiones.
 
Un reciente estudio de la Universidad Nacional arrojó que el 70% de los menores acosados no comenta la situación por temor o vergüenza.
 
 
 
MAYORÍA CONECTADOS
Un estudio de Paniamor y el Instituto de Investigaciones Psicológicas (IIP) de la UCR arrojó que en la Gran Área Metropolitana, el 84% de los menores entre los diez y 12 años posee un teléfono celular. De esa cifra el 67% cuenta con Internet en su teléfono móvil. A la web se le asocia como el espacio donde más casos de violencia contra menores ocurre:
 
32,8% Internet
23,4% Hogar
21,1% Espacios públicos
 
Fuente: Estudio “Percepciones acerca de los patrones de crianza de la niñez y adolescencia” del Instituto de Estudios Sociales en Población (Idespo)